Sunday, 31 January 2010

Energía y películas

El hecho de estar enfermo y no poder apenas moverte de la cama porque te falta energía es un problema.
La energía, como muchas cosas en esta vida, es algo que no valoras y que ni siquiera crees que te puede afectar hasta que lo hace. Nunca había entendido a las personas ancianas cuando dicen que aunque quieren no pueden hacer tantas cosas... ahora me doy cuenta de lo que eso significa. Ves que quieres caminar y que aunque respiras bien hondo no recibes oxígeno suficiente, y que puedes tomar los aerosoles que quieras que eso no va a cambiar. Y que si estás una semana entera en la cama, tienes energía suficiente para salir un día, y ese día es sin pasarse, haciendo muchísima bondad y no caminando más de 30m sin parar a descansar.
Y bueno, así estamos. Toda la serie de doctores, médicos, etc. que me están viendo dicen que ya queda poco, que voy a recuperarme muy pronto.
Probablemente sea así, pero de mientras debo permanecer en la cama sin apenas moverme.

Y claro, quedarte todo el rato sin hacer nada es un poco cansado, porque aunque energía no tengas, el dolor de garganta va y viene y cuando tomas los calmantes tienes relativa paz un rato, y por tanto si estás en la cama sin moverte y te tomas los calmantes religiosamente, mentalmente estás perfecto, y te sientes hasta mal porque crees que podrías estar en cualquier lado. Mentira, no puedes, pero bueno.
Así que leo, navego por Internet, y he visto algunas pelis. Entre ellas, estas tres:

1. Amreeka. Va sobre una mujer palestina con su hijo que tras muchos años de solicitar la Green Card (y olvidarse de haberlo hecho) se la dan, y al final, cansada de pasar los controles cada día, coge a su hijo y se lo lleva a las afueras de Chicago a casa de su hermana y su cuñado. La convivencia no es mala, pero la mujer, que en Israel/Palestina (no queda demasiado claro si trabaja en Israel o en Palestina, aunque vive en Betlehem) ha trabajado durante diez años en un banco, en Estados Unidos no puede encontrar trabajo de lo suyo y acaba en un White Castle (un restaurante de comida rápida), ocultándoselo a toda la familia porque le avergüenza trabajar ahí.
La película es muy emotiva, muy divertida, y sobretodo, una película que te hace pensar y sentir muchas cosas. Se ve como los valores humanos pesan más que nacionalidades o conflictos, se ve como en Estados Unidos debe abrirse a otra gente, y se ve como se relaciona con un judío, sin ni siquiera saber que lo es. También habla de la difultad de la emigración en la adolescencia, basándose en el hijo.
Nota: Es curioso porque aunque son palestinos son cristianos.


2. This is England. La peli habla sobre un niño (de algo más de ocho años) que pierde a su padre en la Guerra de las Malvinas, y se empieza a juntar con una banda de skinheads no racistas, y luego se cambia a otro grupo que sí es racista.
La peli es genial, está basada en verano del 83 aunque la hicieron hace tres o cuatro años, y también te hace pensar sobre cómo ese niño pudo llegar a ser lo que fue.
Al principio me costó mucho entenderla porque hablan con dialecto barrio-bajero del Yorkshire, pero poco a poco te vas habituando.

3. The Boy in the Striped Pyjamas (escrito "Pajamas"en la portada estadounidense). He leído el libro dos veces, en castellano y en inglés, y la historia es preciosa. Y la película... si no contamos a Salaam Bombay, que me hizo derramar una lágrima, es la única película que me ha hecho llorar en toda mi vida. Y para los que sepais la historia, no fue en el final. Fue en otra parte de la peli, aunque eso me lo guardo. Debo estar sensiblón, oye, pero la película es preciosa. Los acentos son muy claros, los dos niños hablan londinense (o al menos del SE de Inglaterra), y usan un vocabulario muy básico. Es genial, la película me encantó.

Así que ahí estamos.
En los dos días que me ha llevado escribir el post he vuelto a ver The Terminal y he visto Ocean's Thirteen. No están nada mal tampoco, son entretenidas.

Hasta el próximo post.

Thursday, 21 January 2010

Gilivisión 2010

Este año Eurovisión tendrá lugar en Oslo, en Noruega. Obviamente, el año pasado ganó Noruega con Fairytale, cantada por Alexander Rybak, canción que me encanta y que podéis oír aquí:


Total, que este año las votaciones para el candidato de España a Eurovisión se hacen por internet en esta magnífica web de RTVE.

Hay muchos candidatos, pero me voy a centrar en los dos primeros:
1. Karmele Marchante (sí, sí, como lo oís). Se autodenomina PopStar Queen y canta "Soy un tsunami".



No me voy ni a molestar en poner el link para votarla, lo siento.

2. Coral Segovia. Canta una canción que se llama "En una vida".


La canción, además de ser preciosa, es la única que tiene posibilidad real de competir contra Karmele. Así que, por favor, ¡votadla!
Aludiendo al nombre oficial del programa, ¡Tu país te necesita!
Evitemos ser el cachondeo de Europa y del mundo entero por culpa de una "periodista-basura" que quiere hacer el imbécil, independentista catalana y admiradora de Carod-Rovira. Ya que es su forma de pensar, no creo que tenga demasiado derecho a representar a un país que no considera suyo.
Sobretodo teniendo en cuenta que esa representación cuesta casi 300000€ que salen de nuestros impuestos.

Gracias.

(PS: Lo siento, ya sé que tengo mucha rabia acumulada, pero es lo que hay, me da rabia esta panda de tunantes idiotas.)

Por cierto... ¿qué os parece que vaya ganando de tanta ventaja, la señora Marchante?

Update 23:30h =>
Parece ser que alguien me ha leído (xD), lo importante es que Karmele Marchante está descalificada, y por tanto sólo me queda desearle lo mejor a Coral Segovia.
La han descalificado porque su canción incumplía al menos tres bases del concurso (impuestas por la UER), las cuáles se pueden leer en este artículo.

Friday, 15 January 2010

Haití y otras desgracias

Como se viene escuchando estos días en toda la Red y todos los medios de comunicación, ha habido algo muy, muy gordo en Haití.
Un terremoto que ha afectado a un tercio del país y se ha cargado al 1% de la población del país en un instante (más todos los que morirán después por el terremoto y por la situación en la que ya se encontraba Haití).
Tiene narices que esto tenga que venir a pasar en el país más pobre de América, con un índice de vida y de riqueza peor que bastantes países de África.
Aunque no quiero hablar de eso exactamente, para los que quieran informarse pueden mirar en el artículo correspondiente del Templo del Saber.

Quiero hablar de algo mucho más... personal.
Como he dicho en algún post anterior, 2009 ha sido el peor año de mi vida. Sin dudas. El problema es que 2010 lo he empezado si cabe, peor.
Estoy enfermo.
No es nada grave, el tema es que son bastantes cosas no graves que se suman y hacen que mi existencia sea bastante... mala.
Llevo desde octubre faltando al colegio la mitad del tiempo o más. El proceso es:
Me encuentro mal -> aguanto dos días en el colegio -> me tengo que quedar en casa una semana o dos -> me recupero (más o menos) -> vuelvo al colegio -> punto 1 (de nuevo).
El día de Nochevieja me dijeron que probablemente tenía mononucleosis. Esta semana volví al médico, el cuál me envió al hospital. En el hospital me dijeron que con los análisis de sangre que tenían (noviembre y diciembre, con los que el médico me dijo que tenía mononucleosis) no servían para determinar si la tenía o no... así que ayer me volvieron a sacar sangre.
Eso no es lo importante: lo importante es que de momento estoy en casa sin poder moverme y el médico me ha hecho un papel para el colegio para que mientras esté así pueda seguir estudiando desde casa y el colegio no me suspenda (el 1º trimestre lo tengo "no evaluado" porque he faltado siete semanas al colegio). Y de hecho, tampoco me puedo levantar de la cama, pues en cuanto me levanto me ahogo (es como una fatiga exagerada, como si me hubiesen dado una paliza justo al alcanzar la cima del Everest corriendo... por hiperbolear un rato).

Está claro que esto no es un problema (en absoluto) comparado a Haití, al tsunami de 2006 en Asia, o a genocidios como la Shoah, el de Armenia o el de Ruanda.
Pero a cada uno le duele lo suyo, seamos sinceros, y me fastidia mucho verme así.

Es cierto que mi familia me está ayudando muchísimo y se está volcando de todas las maneras posibles (aunque dudo que alguno lo lea, yo doy las gracias igualmente), y me están intentando ayudar de las maneras más médicas a las menos médicas... están haciendo todo lo posible.
Y yo intento curarme también, pero no veo la cosa que vaya muy rápida.

Así que me tendré que armar de paciencia y empezar a estudiar desde casa... porque lo que tengo claro es que no voy a dejar perder el curso por algo tan trivial como esto.

Este post es bastante sin-sentido y poco interesante, pero para algo el blog es mío (¿o no?), y hoy me apetecía escribir sobre esto.


PS: Ni hace falta decir que este es uno de mil motivos para afirmar que 2009 ha sido el peor año que mi vida... de hecho, éste no creo que sea ni de los más importantes.